Observatorio Europeo de Coaching

Trabajando por el bienestar y el rendimiento de las personas

Artículos / Colaboradores

El mito de tu caverna

Por Felipe Garcia Rey

 

El mito de la caverna de Platón nos cuenta que:

Platón describió en su alegoría de la caverna un espacio cavernoso, en el cual se encuentran un grupo de hombres, prisioneros desde su nacimiento por cadenas que les sujetan el cuello y las piernas de forma que únicamente pueden mirar hacia la pared del fondo de la caverna sin poder nunca girar la cabeza. Justo detrás de ellos, se encuentra un muro con un pasillo y, seguidamente y por orden de cercanía respecto de los hombres, una hoguera y la entrada de la cueva que da al exterior. Por el pasillo del muro circulan hombres portando todo tipo de objetos cuyas sombras, gracias a la iluminación de la hoguera, se proyectan en la pared que los prisioneros pueden ver.

Estos hombres encadenados consideran como verdad las sombras de los objetos. Debido a las circunstancias de su prisión se hallan condenados a tomar únicamente por ciertas todas y cada una de las sombras proyectadas ya que no pueden conocer nada de lo que acontece a sus espaldas.

Continúa la narración contando lo que ocurriría si uno de estos hombres fuese liberado y obligado a volverse hacia la luz de la hoguera, contemplando, de este modo, una nueva realidad. Una realidad más profunda y completa ya que ésta es causa y fundamento de la primera que está compuesta sólo de apariencias sensibles. Una vez que ha asumido el hombre esta nueva situación, es obligado nuevamente a encaminarse hacia fuera de la caverna a través de una áspera y escarpada subida, apreciando una nueva realidad exterior (hombres, árboles, lagos, astros, etc. identificados con el mundo inteligible) fundamento de las anteriores realidades, para que a continuación vuelva a ser obligado a ver directamente “el Sol y lo que le es propio”, metáfora que encarna la idea de Bien.

La alegoría acaba al hacer entrar, de nuevo, al prisionero al interior de la caverna para “liberar” a sus antiguos compañeros de cadenas, lo que haría que éstos se rieran de él. El motivo de la burla sería afirmar que sus ojos se han estropeado al verse ahora cegado por el paso de la claridad del Sol a la oscuridad de la cueva. Cuando este prisionero intenta desatar y hacer subir a sus antiguos compañeros hacia la luz, Platón nos dice que éstos son capaces de matarlo y que efectivamente lo harán cuando tengan la oportunidad, con lo que se entrevé una alusión al esfuerzo de Sócrates por ayudar a los hombres a llegar a la verdad y a su fracaso al ser condenado a muerte.

Tomando prestada la gran alegoría de Platón, quiero compartir contigo que, aunque lo veamos como algo lejano, si nos fijamos con detalle, si nos detenemos a reflexionar … quizás tengamos casos muy cercanos a nosotros que cumplen a la perfección con los axiomas del mito de la caverna.

Hace poco tuve una sesión de Coaching con una persona increíble que me contaba ciertos aspectos que, tras la sesión, la visualicé a modo de caverna.

Al igual que los hombres que estaban encadenados, a veces, nos podemos sentir “encadenados” a ciertos factores ( cultura, educación, trabajo, sociedad, … ) que limitan nuestro desarrollo. Muchas personas están en sus trabajos, amargad@s, “encandenad@s” con ciertas creencias: ” a donde iré?”, “mejor ésto que nada”, …

Estos hombres encadenados consideran como verdad las sombras de los objetos” … creen como verdad lo que ven, fisica o mentalmente. Y quizás, con el tiempo y con la repetición diaria de esas “cadenas”, esas sombras se convierten en pura realidad. No existe otra verdad !!

Cuando esas personas son liberadas de las cadenas ( por ejemplo, las despiden de un trabajo ) ven el fuego: una nueva realidad. Ahí se pueden encontrar, yo mismo me lo he encontrado, con que las sombras o las cadenas que, hasta ese momento veia, son parte de algo más grande. Son la consecuencia de algo que, en ese momento, tienen que afrontar: quizás, el miedo a afrontar como persona y profesional independiente su camino.

Bajo mi punto de vista, esas cadenas tienen una intención positiva: el protegerte, el mantenerte a salvo. Claro que, con la que está cayendo, lo más seguro es quedarse dentro de la caverna, sin arriesgarse en salir ya que, quizás, te mojarás, pasarás frio, etc …

Cuando te liberas de las cadenas, ves el fuego y ahí, justo ahí, eres consciente de que lo que veías hasta ahora estaba bien pero, necesitas descubrir más opciones. Y, precisamente ahí, acabas de descubrir que las sombras eran producidas por algo que no conocías. Las sombras que considerabas como verdad son sólo un efecto de algo más grande.

Puede suceder que tengas nostalgia de las cadenas, como si padecieses un sindrome de Estocolmo, y pienses que casi es mejor que volvieses a ellas. De hecho hay muchas personas que, al verse al otro lado del muro .. no saben que hacer !!

Existe la posibilidad de que, una vez que has tomado conciencia de esta nueva información, sigas caminando. Y ahí vienen los grandes descubrimientos.

Sales fuera de la caverna y … UAU !!!! Descubres una realidad increíble, nuevos elementos, nuevas sensaciones,…

Ahí es cuando, desarrollas tus habilidades y puede que descubras, explotes y disfrutes de tu potencial.

Después puede ocurrir algo que la Coachee me comentaba en la sesión ( bueno mas bien fue después de la sesión ) y que comparto con ella, dado que también me ocurrió a mi.

Puede suceder que, una vez hayas salido de tu caverna, hayas descubierto todo el potencial …. quieras compartirlo con el resto de personas que aún siguen encadenadas.

Aqui sonrío mucho ya que, me ha ocurrido que, cuando he regresado a decirles a los compañeros de la caverna que hay un mundo increíble ”ahí fuera” recibí respuesta como “si?, hay mundo ahí fuera?”, “algo me habían dicho”, …

Algun@s siguen con la ilusión de las sombras y no quieren enfrentarse a la liberación, lo cual respeto, y otr@s deciden salir y ver que hay fuera.

Liberar tu potencial, romper las creencias que te limitan, llevar cabo un cambio de vida, incrementar tu autoconfianza … ¿ qué cadenas te mantiene atad@?.

¿ Quieres salir de tu caverna?

Licencia de Creative Commons

Mediateca

Archivo

0 Comentarios

Responder

Deja un comentario

logo pie logo pie logo pie logo pie logo pie logo pie