Observatorio Europeo de Coaching

Trabajando por el bienestar y el rendimiento de las personas

Artículos / Opinión

¿Cómo entienden el coaching en la empresa? El Emprendimiento Interno

Por Daniel Alvarez

5 competencias para apropiarse de tu trabajo

 
 

Ya no cabe duda de que las empresas necesitan coaching hoy.  Medio camino está andado, order pero el paso de contratarlo no es sólo cosas de ellas. En estos momentos, seek la responsabilidad de quienes nos dedicamos al coaching es la de explicarlo en palabras que la empresa entienda.

Voy a tratar de compartir brevemente algunos argumentos que habitualmente funcionan.

Rendir al 100% es el punto de encuentro de las necesidades de la empresa y de la persona. Las empresas están viendo que hoy más que un profesional “esforzado” necesitan de uno  “en su máximo potencial”.

Hoy no estamos en general solo ante la necesidad de hacer más horas o trabajar el doble de rápido, price sino que necesitamos continuas mejoras cualitativas que permitan hacer hoy lo que ayer parecía imposible.

Si imagino una persona trabajando con toda su voluntad en aquello que le han dicho que tiene que hacer, no puedo evitar pensar que estamos hablando de un modelo caduco. Esa persona conseguirá mejores soluciones que las que ella misma imagina si se apropia de su puesto de trabajo para conseguir su mejor versión, si se convierte en un emprendedor dentro de su propia empresa.

¿Cómo ayuda el coaching al emprendimiento interno? Las cinco competencias para apropiarse del puesto de trabajo

Primero.- Conocer el Puesto y Valorarlo

¿Qué hago yo aquí?

Conocer bien el propio puesto lleva a conocer cómo conseguir que sus resultados ayuden más a la organización y qué pedir para hacer tu trabajo de forma más eficiente. Esto implica conocer la organización en la parte necesaria para desempeñar el propio puesto.

Segundo.- Pensar bien

¿Qué otras perspectivas me pueden ayudar a mejorar mi forma de trabajar?

La clave del pensamiento de alta calidad es mantener líneas de pensamiento paralelas con facilidad. Por experiencia puedo decir que el ser humano es muy perezoso en este sentido. Es preciso un esfuerzo mental para:

  1. Elegir una mejor perspectiva,
  2. Pensar plenamente sumergido en ella

La recompensa por hacerlo son soluciones sorprendentes… y muy rentables para profesional y empresa.

Tercero.- Hábitos de pensamiento saludables

¿Cuánto mejoraría mi rendimiento si hiciera lo oportuno en cada momento y concentrado al 100%?

Necesitamos de unos hábitos de pensamiento saludables, que nos lleven a:

–        Nuestra mejor capacidad de organización

–        Fluir con cada tarea, concentrarnos en cada una para conseguir su mayor impacto (por ejemplo, una llamada de teléfono).

Esto es lo que encontramos en una persona que tiene la cabeza “bien amueblada”.

Los hábitos de pensamiento saludables pueden verse enormemente impulsados por prácticas mentales como la meditación, yoga o similares. La disciplina mental evita la dispersión e impulsa nuestra capacidad de pensar bien.

Cuarto.- Aprópiate de tu Motivación

¿Para qué quiero dar lo mejor de mi mismo en este trabajo?

Los hábitos saludables antes mencionados van más allá de la parte profesional y requieren de su conciliación con la misión personal y con los objetivos y valores globales de la persona.

Esta es la motivación de largo alcance, la autorrealización o trascendencia. Esta motivación es necesaria para el máximo rendimiento y es muy superior a la económica, de reconocimiento o de grupo, aunque también éstas son necesarias. Las distintas motivaciones crean un sistema que interactúa mutuamente y que necesita también de coherencia.

Tu mejor versión profesional (y también personal) vendrá de encontrar el “para qué” de tu trabajo y acoplarlo de forma congruente con tu propósito como persona. El impacto de esta congruencia es la que podemos ver en el arquetipo de héroe… todos nuestros recursos se ponen a flor de piel para conseguir algo que nos trasciende.

Quinto.- La Comunicación Auténtica

Todo lo anterior crea una sensación de armonía en la persona que ayuda a la comunicación. El profesional es así capaz de auto-gestionarse y alcanzar su mejor versión… pero necesita competencias de comunicación adicionales para asegurarse de que puede interactuar de forma saludable con su entorno.

  1. La capacidad de escucha, para conseguir:
  • Obtener información más allá de las palabras
  • Hacer que la persona se sienta comprendida, base para lograr su escucha.
  1. Cuando hemos logrado abrir el canal bidireccional de la comunicación, explicarse de forma transparente y articulada es la clave para la colaboración generativa… pero esa es otra historia.

¿Cómo desarrollar las cinco competencias para apropiarse del puesto de trabajo? La empresa en busca de soluciones

Durante los años de trayectoria como directivo he podido comprobar que éstas son las claves para mi desempeño óptimo y el de las personas que dirigía. Las competencias técnicas se adquirían mucho más rápidamente que estas capacidades humanas (llamémosle así).

Curiosamente, estas capacidades tan importantes para el máximo rendimiento se dejaban a la propia capacidad innata o de mejora, junto a la labor que hacían líderes o mentores informales como buenamente podían.

Los cursos de habilidades directivas sólo eran aprovechados por aquellos que ya tenían (o teníamos) ideas similares en la cabeza. La metodología de la formación académica, la que se utilizaba en competencias técnicas, no era efectiva cuando se trataba de desarrollar las capacidades de dirección de personas y de auto-gestión.

Hoy tenemos al fin la metodología del coaching, que se adapta perfectamente al objetivo de alcanzar el máximo rendimiento profesional.

Estas son las claves en las que trabaja el coaching de forma directa. Es una metodología que acelera el proceso de aprendizaje:

  1. Observación de lo que te funciona y de lo que no
  2. Ser consciente de nuevas alternativas tras la observación
  3. Poner acción a esa consciencia
  4. Apoyar este proceso continuamente con la motivación y los valores de la persona.

La consecuencia de apropiarse del puesto de trabajo es el bienestar personal, la motivación y el emprendimiento interno. Una misión que vale la pena para quienes amamos esta nueva profesión que es el coaching.

Solo espero que cada vez más empresas y profesionales puedan disfrutar del desarrollo que ya muchos están logrando.

*Daniel Álvarez Lamas impartirá la edición de Santiago de Compostela (nov.2013)  de la Certificación Internacional de Coaching de Equipos ICC. 

Licencia de Creative Commons

Mediateca

Archivo

0 Comentarios

Responder

Deja un comentario

logo pie logo pie logo pie logo pie logo pie logo pie